fbpx

Vístete para la ocasión

En el desierto y las zonas altiplánicas las temperaturas tiene muy amplios márgenes de fluctuación, llegando a varios grados bajo cero durante la mañana y a lo largo del día ascienden hasta cerca de los 30 o 25 grados. Es por ello que no nos cansamos de enfatizar la importancia de la vestimenta para responder a las exigencias climáticas del desierto. Te recomendamos vestirte con varias capas de ropa que te permitan adaptarte a las diferencias de temperatura.

 

Si vas a ir a pasear por el desierto de día recuerda que debes proteger tu piel del sol, utiliza polera de manga larga, sombrero, lentes de sol y no olvides el protector solar. Recomendamos llevar también un cortaviento delgado.

Si vas al desierto por la madrugada o la noche te aconsejamos ir bien abrigado ya que el desierto es bastante helado por la noche y la mañana, en especial si no estás acostumbrado al frió, no puedes olvidar tu gorro, chaqueta, bufanda. Si cuentas con ropa técnica (como primeras capas) es mejor aún.

Si planeas bañarte en aguas termales, no olvides, obviamente, tu traje de baño ni tu toalla, también son importantes las sandalias y bloqueador solar. Por otro lado si quieres caminar por el desierto te recomendamos utilizar zapatillas cerradas y  pantalones largos para evitar las molestias que la arena puede generar en la piel.

Finalmente, no puedes olvidar llevar tu botella de agua, ya que el aire seco del desierto y las altas temperaturas pueden generar deshidratación. Sigue estos simples consejos para aprovechar al máximo tu visita al altiplano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *